TOROIDE, MOVIMIENTO TOROIDAL Y FLIPYFLUX

flipyflux-movimiento-toroidal

Tabla de contenidos

La palabra toroide deriva de “torus”, significa “en forma de torus”. Designa por tanto cualquier variación del torus. Un torus o toro, es la figura engendrada por una circunferencia que gira alrededor de un eje, siempre a la misma distancia y sin tocarlo. Sin embargo, se utiliza el término toroide para referirse al torus que obtenemos al extender sus propiedades a la cuarta dimensión. Formalmente hablando, se trata del toro de Clifford, en honor al matemático que lo estudió por vez primera a mediados del S.XIX. 

Sin embargo, más allá de una forma, el toroide representa un patrón de movimiento, con una característica muy particular, qué resalta por primera vez el filósofo y científico Arthur M. Young (1905-1995). “El toroide es el único patrón de energía o dinámica de movimiento que puede sostenerse a sí misma, y está hecho de la misma sustancia que el entorno – como un tornado, un anillo de humo en el aire, o un remolino en el agua”.

Podemos entender más claramente esta idea, viendo este espectacular video, dónde David Helder, con una curiosa técnica, realiza toroides bajo el agua. Estas imágenes permiten apreciar claramente como hay una masa de agua, dentro del propio agua, que permanece unida en un movimiento que se retroalimenta. David Helder lo hace visible utilizando pequeñas piezas de metal que permiten apreciar más claramente esta masa de agua en desplazamiento. Podemos ver también la fuerza que tiene y como es capaz de tumbar incluso unos bloques de granito. 

En este otro video, vemos otros ejemplos de toroides, como los que forman los delfines, o las volutas de humo que surgen de un volcán. 

Aunque los matemáticos son los primeros en nombrarlo, vemos que es una figura que forma parte de la vida, y siempre ha estado ahí.

Tras su origen como concepto, rápidamente se convierte en modelo matemático que da explicación a algunos misterios de la ciencia, como los agujeros negros. Está aceptado por prácticamente toda la comunidad científica que las galaxias tienen forma toroidal, con agujeros negros en el centro que están permanentemente absorbiendo y expulsando infinita energía. Se empieza a escuchar, y hay mediciones que lo avalan, que el Universo mismo tiene forma toroidal. Existe una teoría conocida como teoría anular del electrón (parson’s magneton theory of the atom) que postula que el electrón, ladrillo del universo, y todavía un gran desconocido, tiene forma de toroide. Desde la geometría del electrón, hasta la del Universo, encontramos este patrón de movimiento en cualquier escala. Es la forma del campo electromagnético del cuerpo humano, y de la tierra, como muestran los anillos de Van Allen. El acelerador de partículas de Suiza, tiene forma toroidal, y basándose también en esta figura, Marko Rodin desarrolla una bobina, conocida como bobina de Rodin, que genera un campo magnético un  62,5% mayor a las bobinas convencionales. Desarrolla también una teoría basada en el toroide con la que demuestra el origen del giro del electrón, una propiedad fundamental del átomo, cuya causa se desconoce.

Más allá de los ejemplos que hemos visto, más allá de su forma y aplicaciones, el toroide encierra una gran fuente de sabiduría que no ha pasado desapercibida para los buscadores de las leyes que rigen el universo y la consciencia. El toroide es una figura clave para la mayoría de corrientes metafísicas-espirituales actuales. Representa la forma en que se mueve la energía a cualquier nivel de existencia.

Observamos que se trata de una figura importante tanto para científicos como para místicos. Su importancia es clave en el cambio de paradigma que está experimentando el pensamiento científico, y siendo un punto de unión entre ciencia y conciencia. Para aquellos que deseen indagar más, algunos científicos que están trabajando en esta línea, y cuyas teorías están fuertemente relacionadas con el toroide son el ya nombrado Marko Rodin, Dan Winter y Nassim Haramein. 

A mediados de 1990, se marca otro hito en la historia del toroide, si William Kingdon Clifford le hace nacer como concepto, Jochen Valett lo trae al mundo como objeto, bajo el nombre de toroflux. Se trata de un invento que más allá de reproducir su forma, recrea su movimiento a la perfección, en un formato que nos permite incluso jugar con él. Es más que sabido, que la mejor forma de integrar un concepto abstracto es a través de la experiencia y aún más si ésta es agradable. Este elemento, bajo la apariencia de juguete, nos permite manipular un concepto tan importante como el toroide.

Desde Intorus hemos comprendido la trascendencia de este hecho, y tenemos la determinación de descubrir cómo y por qué, este objeto está mejorando la vida de muchas personas. Comercializamos toroflux bajo el nombre de flipyflux. Si deseas conocer más sobre este proyecto y la forma en que lo acercamos a ti, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

También te podría interesar...

Emprendedoras y Empresarias en Tiempo de Reconstrucción

El próximo jueves 30 de junio de 2022 de 9.30h a 13.30h en CASA DE LA MUJER (CÁCERES) , tendré la oportunidad de participar en el encuentro de emprendedoras y empresarias “EMPRENDEDORAS Y EMPRESARIAS EN TIEMPO DE RECONSTRUCCIÓN”.

La mente y la conciencia corporal
¿Qué son las terapias alternativas?

Son dos las principales diferencias entre la medicina alopática y las terapias alternativas. La primera se refiere a la visión sobre la enfermedad y la segunda a la visión del ser humano.

La Conciencia Corporal
¿Qué es la Conciencia Corporal?

¿Os imagináis tener un radar o un sonar que detectase si las situaciones, personas o decisiones que tenemos delante son perjudiciales para nosotros?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ INFO

ACEPTAR
Aviso de cookies